miércoles, 29 de abril de 2015

El Eclecticismo en la Arquitectura de James Stirling


Este mes he querido tocar un tema que siempre me ha llamado la atención dentro de las teorías arquitectónicas, el uso del eclecticismo en el diseño como una nueva forma de definir la identidad y el carácter de un edificio o un equipamiento cualquiera, según la función que tenga y/o el contexto en que se encuentre.

Cuando hablamos de Eclecticismo, se refiera a una corriente filosófica que proviene de la antigua Gracia y que se basa en buscar y rescatar de varias teorías e ideas parecidas los puntos más importantes con el fin de combinarlas en la construccion de un determinado tema. Su aplicación a la arquitectura se dio a partir del siglo XIX y fue junto con el historicismo y el neoclasicismo, las principales corrientes estilísticas de la época. A diferencia de estas dos últimas, esta consistió en la introducción de diferentes lenguajes del pasado en un solo diseño, creando así un nuevo estilo mucho más complejo, no solamente en la definición de las fachadas, sino también en la concepción misma de los espacios y los volúmenes arquitectónicos. Una de las primeras manifestaciones se dan en el diseño de la iglesia de Notre Dame de Lorette, construido entre 1823 y 1836 por Luis Hippolyte Lebas, cuya fachada está organizada por un pórtico semejante a un templo romano con columnas de estilo corintio; en cuanto a las naves del interior, estas son muy parecidas a las primeras iglesias cristianas. Otra manifestación importante del eclecticismo se da en Alemania con la aparición del estilo conocido como Rundbogenstil, corriente que combina el romanico, el renacenstista y en algunos casos el gotico veneciano. Fue muy usado para el diseño de iglesias, sinagogas, estaciones de trenes y museos; extendiéndose a muchos países como Inglaterra, Hungria y Estados Unidos, especialmente en ciudades como Nueva York, donde encontramos este estilo en edificios de apartamentos y oficinas.

Iglesia de Notre Dame de Lorette. Fachada. Foto Kartsten Driever
Nave Principal de Notre Dame de Lorette.
Foto Tangopaso

Después de la crisis de la Modernidad, surge el neo eclecticismo en los años 60 como una de las tantas corrientes del Posmodernismo en la arquitectura, esta se da sobre todo en los Estados Unidos con el diseño de la vivienda del suburbio americano. Esta combina diferentes estilos como el neocolonial californiano, el neogótico o el tudor, y se manifiesta en el diseño de las ventanas y la forma de los techos.

Sinagoga Rykestrasse. Berlin (1904). Foto Mazbin
Casa Americana al estilo Neoeclectico. Foto Craven Jackie

A diferencia de lo que ocurría en Estados Unidos, en Europa surge una corriente Neo ecléctica a principios de los años 70, especialmente en Inglaterra, asociada más una arquitectura de equipamientos, esto se manifiesta especialmente en las obras del arquitecto británico James Stirling, que partiendo originalmente del brutalismo modernista, evolucionó hacia formas más eclécticas, usando los fragmentos para construir un estilo arquitectónico original y autentico.

Galeria Estatal de Stuttgart. Planta. Flashcardmachine
Museo Altes de Berlin. Flashcardmachine

Al igual que el eclecticismo decimonono mencionado anteriormente, Stirling utiliza y rescata nuevos elementos arquitectónicos de otros países, culturas y épocas tratando de buscar una arquitectura más rica y compleja, un ejemplo de esto lo tenemos en la Galería Estatal de Stuttgart (1977 -1984). Aquí se mesclan una serie de estilos diferentes utilizando analogías y reinterpretaciones, como el diseño de la planta del edificio cuya referencia es el Museo Altes de Berlín (1823) diseñado por Karl Friedrich Schinkel. Con un lenguaje ecléctico, utiliza arcos románicos al patio de esculturas y cornisas egipcias a las salas de pinturas, referencias que significan “museo y arte”, la ambigüedad que se da en la Galería Estatal de Stuttgart es bastante curiosa. Hay elementos como el espacio central que puede ser reinterpretado como un adoratorio primitivo de los griegos (espacio circular abierto), el pabellón del ingreso puede ser la cabaña primitiva o el templo griego. La yuxtaposición de diferentes elementos en la fachada un tanto tradicional en el acabado de piedra y el color que nos da un estilo romano, se combina radicalmente con las marquesinas metálicas de colores rojos y azul intenso, creando un contraste bastante evidente. La doble función en la distribución del espacio y la circulación es fundamental en este proyecto, ya que no solamente hace un simple recorrido secuencial de las diferentes salas del edificio, sino que también este sale del mismo por una salida posterior, haciendo que esta sirva de nexo e integre visualmente el museo con las zonas bajas y altas de Stuttgart.

Galería Estatal de Stuttgart. Marquesinas de la Fachada Principal.
Foto Mussklprozz
Galería Estatal de Stuttgart. Detalle de la Plaza Circular.
Einzigartige Museen in Deutschland

Podemos ver así que en la obra de Stirling, utiliza una serie elementos a los que recurre para generar una identidad al proyecto, transmitiendo un mensaje y una sensación a los visitantes, como el uso del eclecticismo, la yuxtaposición de formas y espacios, el contraste, la complejidad y la contradicción, la doble función y en muchos casos, el uso de espacios que integran visualmente lo urbano al edificio y viceversa.  

Para finalizar, la obra de Stirling, ha servido de inspiración a muchos arquitectos en la construcción de una visión arquitectónica y urbana mucho más rica y compleja, integrada a la ciudad, donde el significado, la identidad y la historia toman un valor fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario